domingo, 8 de mayo de 2011

Rápidos y Furiosos 5: Esteroides sin Control


por Luis Andrés Olascoaga Toro

Después de un juicio por sus crímenes Dominic Toretto (Vin Diesel) es enviado a la cárcel y rescatado por Brian (Paul Walker) y Mia (Jordana Brewster) cruzando varias fronteras eludiendo a las autoridades americanas.

Su lugar en el exilio es Río de Janeiro donde deberán realizar un último trabajo con el fin de obtener su libertad y escapar a un lugar sin extradición con los Estados Unidos.

Para ello reuniran a un equipo de élite especializado formado por Tej (Ludacris), Vince (Matt Schulze), Han (Sung Kang), Gisele (Gal Gadot), Leo (Tego Calderon) y Santos (Don Omar).

Sin embargo no solo tendrán que cuidarse de la policía del lugar y de el empresario Sr. Reyes (Joaquim de Almeida) a quien planean robar, si no que un equipo especial, encabezado por Hobbs (Dwayne Johnson) y Elena (Elsa Pataky), ha sido enviado para localizarlos.

Predecible y llena de clichés son dos adjetivos para "Rápidos y Furiosos 5in Control" (Fast Five 2011) que francamente es la mejor película de toda la saga.

Una trama creíble, una manufactura superior a todas las cintas de la franquicia y momentos memorables son algunos de los componentes de este filme.

Paul Walker, Vin Diesel y ahora The Rock forman una mancuerna impecable en donde el juego de El gato y el Ratón da paso a la recreación de impresionantes escenas de persecución no dejan nada que desear.

Fuera de los drifts callejeros y con una historia mejor realizada; "Rápidos y Furiosos 5in control" es una palomera cinta disfrutable en cualquier momento.